Cooperativa de Editores de Medios de Buenos Aires
Cooperativa Editores de Medios BA

Sesiones en el Abasto, un proyecto para Mecenazgo

La Orquesta Cuerdas del Plata es una agrupación tanguera fundada en 2016 con fuerte arraigo en la zona. Dos años atrás presentó su trabajo discográfico “Abasto”, durante las “Sesiones en el Abasto”, conciertos en salas locales como Urda (Humahuaca 4310) y Hasta Trilce (Maza 177). En el marco del programa Mecenazgo 2020 han elegido un proyecto suyo para garantizar la continuidad de estas presentaciones en vivo.

En el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires explican que Participación Cultural – Mecenazgo es el programa de financiamiento “que más apoyo financiero genera a los proyectos artísticos-culturales”: “Esta es una herramienta que promueve oportunidades a los creadores y además incentiva la participación del sector privado en la vida cultural de Buenos Aires”.
Al haber sido seleccionada, la orquesta pasa a la siguiente instancia, que implica buscar personas físicas o jurídicas interesadas en financiar la propuesta, mediante la deducción de Ingresos Brutos, tal como plantea la dinámica de Mecenazgo.
Integran Cuerdas del Plata: Katharina Deissler, Julia Testa, Anahí Meléndez, Pétalo Selser, Arantza Abaroa Ghizolfo, Araceli Calvimonte, Irán Lovazzano Andreo, Valeria Velásquez (violines); Esteban Fioroni, Maite Unzurrunzaga, Federico Butera (Violas); Florencia Butler, Flavia Guzmán (Violonchelos); Diego Kevarkian (contrabajo).
“Con repertorio instrumental y cantado la Orquesta Cuerdas del Plata propone una estética que cruza las particularidades de esta formación de cámara académica con la gestualidad tanguera. Sus arreglos propios de música de diferentes compositores del tango actual incluyen obras de Julián Peralta, Victoria Di Raimondo, Mariano González Calo, Pablo Sensottera, Pétalo Selser, y Juan Seren, entre otros. Con repertorio instrumental y cantado la Orquesta Cuerdas del Plata propone una estética que cruza las particularidades de esta formación de cámara académica con la gestualidad tanguera. Sus arreglos propios de música de diferentes compositores del tango actual incluyen obras de Julián Peralta, Victoria Di Raimondo, Mariano González Calo, Pablo Sensottera, Pétalo Selser, y Juan Seren, entre otros”, se definen en la orquesta. Florencia Butler, violoncellista que estudió en el conservatorio Ástor Piazzolla (Gallo y Sarmiento), habló con este medio sobre su trayectoria y el futuro de las “Sesiones en el Abasto”.

-¿Hace cuántos años tocás el violoncello? ¿Qué es lo que más te gusta del instrumento?
-Toco el cello hace catorce años. Empecé a los dieciséis en la escuela de música de Lago Puelo, Chubut. Lo que más me gusta del cello es su sonido, y sobre todo el registro de alturas que tiene.

-¿Cómo ha sido tu formación y dónde has estudiado?
-Empecé a estudiar música desde muy chica. Tocaba el piano, después seguí con flauta, guitarra, bajo eléctrico, hasta que descubrí el cello. Estudiaba en la escuela de música de Lago Puelo, donde además tenía otras materias como Canto Coral, Lenguaje Musical, Audioperceptiva, y Ensamble. Cuando terminé la secundaria me vine a Buenos Aires para seguir estudiando en el Conservatorio de la Ciudad, el Ástor Piazzolla, que queda en Sarmiento y Gallo.
Desde que estoy en Capital tuve varios maestros particulares de cello, como por ejemplo Roberto Segret, Myriam Santucci, Pablo Bercellini, Fernando Vivier y mi actual profesor, Matias Villafañe.

-¿Has participado en conciertos? ¿Integraste agrupaciones musicales?
-Sí, estuve en la Orquesta Sinfónica Juvenil Nacional Libertador José de San Martín y en la Orquesta Juvenil de San Martín (3 de Febrero).
También integré un cuarteto de folclore llamado “Areces” y un dúo de cello y piano con la pianista María del Rosario Turco (Dúo Turco Butler), de música académica.
Actualmente estoy en las Cuerdas del Plata y estoy empezando otro dúo con un pianista.
He participado en muchos conciertos con las orquestas y grupos que mencioné antes, pero también con agrupaciones surgidas de la cátedra de música de cámara del conservatorio, como por ejemplo en cuarteto de cuerdas.
A lo largo de estos años en Buenos Aires tuve la suerte de poder tocar en diferentes lugares, como la Sala Sinfónica, Sala Argentina y Salón de Honor del CCK, el Aula Magna de la Facultad de Derecho, el Auditorio Belgrano, el Gran Rex, el Teatro Plaza en San Martín, el Teatro 25 de Mayo, La Scala de San Telmo, la Biblioteca Roffo de Villa del Parque, entre otros.

-¿Cómo surge el proyecto Sesiones en el Abasto? ¿De qué se trata?
-Las Sesiones en el Abasto son conciertos íntimos para compartir el escenario, la noche y el tango nuevo para orquesta de cuerdas con distinas agrupaciones del Tango actual. Durante el año 2019 dimos inicio a este ciclo y la idea ahora es reformularlo para poder darle continuidad.
En el marco del movimiento del tango nuevo que ha dado tanta producción en los últimos 20 años surge la Orquesta Cuerdas del Plata que con repertorio instrumental y cantado propone una estética que cruza las particularidades de esta formación de cámara académica con la gestualidad tanguera.

-¿Cómo fue el proceso de plasmarlo para presentarlo ante Mecenazgo?
-Unificamos algunos de los textos que ya teníamos armados para el proyecto (la Orquesta Cuerdas del Plata funciona desde el 2016) y lo ordenamos.

-¿Qué sentiste al enterarse de que había sido seleccionado?
-Siempre es una alegría encontrar apoyo para la actividad autogestiva, todos los que iniciamos el camino cultural sabemos que es prácticamente una gesta.

-¿Cómo es el proceso de ahora en adelante para que se concrete?
-Como siempre lo primero es conseguir una empresa que le interese el proyecto y que esté en condiciones de participar del Programa de Mecenazgo. Luego la idea es encontrar un espacio grande donde pueda ensayar la orquesta completa (somos 16 cuerdistas) para poder concretar los conciertos. Esto recién empieza.

J.M.C.

Imágenes de esta nota: Antonio Kaikdjian


Mecenazgo 2020: impulsan la restauración de la Basílica Santa Rosa de Lima
El Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires dio a conocer los proyectos seleccionados en la convocatoria Mecenazgo 2020, una iniciativa para financiar ideas artísticas mediante la deducción de impuestos.
Entre los proyectos avalados, hay dos para hacer restauraciones patrimoniales en la Basílica Santa Rosa de Lima, ubicada en la avenida Belgrano, esquina Pasco, en Balvanera.
Los dos proyectos fueron impulsados por las autoridades de la basílica. Uno de ellos consiste en restaurar el piso. El segundo es para trabajos más generales. Ambos suman un presupuesto de $2.500.000.
Los proyectos fueron aprobados y están incluidos en el catálogo 2020 de Mecenazgo. Ahora, las autoridades de la basílica deben dialogar con personas físicas o jurídicas interesadas en deducir el impuesto a los Ingresos Brutos y con ese monto financiar la restauración.
Foto: Trip Advisor


 

Generated by Feedzy