Cooperativa de Editores de Medios de Buenos Aires
Cooperativa Editores de Medios BA

“Quiero que en la sede de la Comuna se puedan tramitar el DNI y la licencia de conducir”

Lo adelantó el titular de la Junta Comunal 9, Maximiliano Mosquera Fantoni, en una entrevista exclusiva

Desde que en diciembre de 2019 asumió como presidente de la Junta Comunal 9, Maximiliano Mosquera Fantoni tiene a su cargo la responsabilidad de viabilizar los reclamos de los vecinos de Liniers, Mataderos y Parque Avellaneda en materia de espacio público. Sin embargo, en marzo de 2020, con el desembarco de la pandemia, debió ponerse al frente de los diversos operativos sanitarios desarrollados en el plano local. “Nunca me imaginé trabajando como sanitarista, pero después de casi dos años de hacerlo, reconozco que estoy bastante práctico”, comienza diciendo el abogado de 46 años, en diálogo con Cosas de Barrio, desde el sillón de su despacho en la sede comunal.

La Comuna 9 tiene a su cargo la posta del Detectar de Mataderos, que desde julio de 2020 funciona en la sede de El Fortín de Celia Rocha, en Chascomús 5240. “Cuando fue la explosión de casos, entre fines del año pasado y comienzos de éste, llegamos a hacer 1.600 testeos diarios y había seis cuadras de cola. Y eso que ahí van sólo quienes han tenido contacto estrecho o síntomas leves. El resto de la gente se testea en la UFU del Santojanni”, señala Fantoni y cuenta que “en la Comuna tenemos un promedio de once personas trabajando diariamente ahí, y mucha gente terminó contagiada”.

Pero además la Comuna debe prestar asistencia en la Unidad de Testeo Móvil, que semanalmente recorre puntos neurálgicos del distrito local y en el vacunatorio que funciona en la biblioteca del Club Atlético Vélez Sarsfield.

Tras permanecer un año y medio cerrada por la pandemia, la histórica sede comunal de Timoteo Gordillo 2212 reabrió sus puertas en septiembre pasado (aún sigue en pie el proyecto de trasladarla a uno de los edificios de la recova mataderense, cuando se concrete la mudanza del Mercado). Recién entonces los vecinos pudieron esquivar la virtualidad y realizar sus trámites en forma presencia.

– Son varios los vecinos que se quejan por la falta de respuestas que les ofrece la sede Mataderos ¿Estás al tanto de esto?

– Sí, ocurre que nuestra sede comunal está limitada a la hora de ofrecerle servicios al vecino. Por eso vengo insistiendo con la idea de que desde aquí podamos gestionar dos servicios claves: DNI y licencias de conducir. Es cierto que la pandemia modificó muchas cosas. Antes había muchos empleados en atención al público, pero hoy la gente realiza esos trámites en forma virtual. Por eso es muy útil la isla digital que funciona en la sede, donde el vecino accede a un montón de servicios. El Servicio Social Zonal funcionaba en la subsede de Parque Avellaneda, que aún hoy se mantiene cerrada, y esa es un área que debe seguir siendo presencial. A eso yo quisiera sumarle el otorgamiento de licencias de conducir y renovación de DNI, que hace años que no se realiza en nuestra zona. Claro que en ambos casos se requiere personal. Hoy con la isla digital se puede reimprimir el registro de conducir, pero la renovación no se puede tramitar desde aquí porque para eso hace falta todo el circuito de profesionales que evalúan la aptitud del solicitante (oftalmólogo, psicólogo, etc.) y en la subsede tenemos el espacio para montarlo. Por otra parte, de acuerdo a la nueva ley de tránsito, a futuro el examen se va a rendir en la vía pública, por lo tanto no sólo podríamos encargarnos de la renovación sino también del otorgamiento de licencias de conducir, porque ya no va a hacer falta una pista para rendir el examen.

A la fecha, no obstante, la subsede de Parque Avellaneda continúa cerrada. Fantoni lo explica así “la reapertura de las sedes se realizó con protocolos de distanciamiento, algunas tardaron más porque al ser más pequeñas el distanciamiento era más complejo. En nuestro caso se consideró que en ésta sede de Timoteo Gordillo era más practicable y no tanto en la subsede”. Allí es donde funciona la oficina del resto de los juntistas locales, que desde marzo de 2020 carecen de un ámbito de atención al público.

Así y todo, según el propio Fantoni, a diferencia de lo ocurrido en 2020 cuando a raíz de la pandemia debió suspenderse la poda invernal y se postergaron diversos trabajos de corte de raíces y reparación de veredas “en poda, extracción de raíces y veredas se avanzó bastante el año pasado. Te diría que se superaron las metas que teníamos proyectadas”. De acuerdo a las estadísticas de la Comuna 9, durante el 2021 se realizaron 41.028 metros cuadrados de veredas, 7.026 podas lineales de árboles, 873 cortes de raíces, 700 extracciones de árboles secos y se plantaron 1.337 nuevos ejemplares.

– Donde hay una deuda pendiente añeja en materia de irregularidades y revalorización del espacio público es en Liniers Norte ¿Cuándo se va a solucionar ese tema?

– Estamos avanzando. Se mandaron a hacer relevamientos para verificar las anomalías que denuncian los vecinos y, en base a eso, iniciar la puesta en valor de la zona. Estimo que en el transcurso del año le pondremos un punto final al tema.

– ¿Qué va a pasar con la Terminal de ómnibus de Liniers? ¿Está previsto su traslado?

– En rigor la Terminal se trasladó cuando se inauguró la de Dellepiane. En su momento varias empresas no querían trasladarse al nuevo predio para seguir funcionando en Liniers, por el mayor caudal de público. Eso con el tiempo se fue revirtiendo y hoy el 80% de la actividad de Liniers se trasladó a Lugano. La que está funcionando como Terminal es la de Dellepiane y no la de Liniers, que pasó a ser una parada intermedia. Hoy en Liniers funcionan algunas boleterías y el tema de encomiendas, pero no mucho más. El Gobierno de la Ciudad no puede hacer mucho porque se trata de una empresa privada y el lote también lo es. El futuro de la Terminal de Liniers tiene que ver con la decisión que quiera tomar la empresa. Sí es cierto que no tiene mucho sentido tener una terminal enorme y muerta de risa en Lugano y que los vecinos de esa zona de Liniers tengan que lidiar con todo lo que supone una terminal a metros de sus casas. En el Plan Urbano Ambiental se conversó la posibilidad de que el Gobierno porteño compre ese predio para utilizarlo en algún proyecto comunitario, pero aún no hay nada resuelto.

La tarde es calurosa pero se disimula con el aire acondicionado del despacho. Claro, ahora hay luz en Mataderos. Consultado al respecto Fantoni expresa “me parece horroroso e indignante lo que viene sucediendo. Se corta cuando hace calor, se corta cuando llueve…”. Luego cuenta lo que vivió en las primeras horas del año. “Yo suelo salir después del brindis de año nuevo a recorrer las plazas para ver si hay líos y chequear el cumplimiento de los operativos dispuestos. Este año estaban todas sin luz, tanto la Alfredo Palacios, la Irigoyen o la Monito. El apagón era increíble: mirando desde Alberdi hacia Rivadavia se veía todo apagado. Uno piensa en la gente mayor, en los electrodependientes y es terrible”.

– ¿Tomaste cartas en el asunto como presidente de la Junta Comunal 9?

– Sí, me contacté con Edesur y ahora estoy a la espera de que la empresa me envíe un informe de la sucedido, del estado en el que se encuentra la zona y una proyección de lo que puede ocurrir en un futuro. Me prometieron ese informe para los primeros días de febrero, veremos si cumplen. Lo necesito para trasladárselo a los vecinos, pero además me gustaría que Edesur designara a una persona para que tenga una reunión con la gente afectada, que ponga la cara, se banque las puteadas y les explique la problemática.

Fantoni aprovecha para destacar que, aunque como juntista no tenga injerencia directa en el tema, “mi objetivo es estar siempre a disposición de los vecinos. Muchas veces tenemos las herramientas para solucionarle los problemas y otras veces no, pero ahí tratamos de articular con el área que corresponda como para viabilizar la solución”.

– ¿Por qué la Junta Comunal 9 todavía no ha presentado los informes semestrales de gestión ni ha subido las actas de reunión al sitio web para que los vecinos conozcan su labor?

– Esa es una deuda que tenemos con los vecinos y que se generó a partir de nuestra labor sanitaria durante la pandemia, que nos obligó a desdoblarnos por completo, pero la vamos a subsanar a la brevedad. En los primeros días de febreros va a estar todo resuelto.

– ¿Y los errores de funcionamiento en las casillas de correo de los juntistas?

– Eso ya está reparado y los correos están operativos. Pasó que no se habían renovado las claves por eso no estaban funcionando, pero el problema ya fue solucionado. Aprovecho para dejar mi correo (mmosquerafantoni@buenosaires.gob.ar) y ponerlo a disposición de todos los vecinos de la Comuna 9, como así también mis redes sociales (Facebook/Maximiliano Mosquera Fantoni; IG: maximosqueraok; y Twiter @maximosqueraok). No duden en hacerme llegar sus inquietudes, estoy para atenderlos.

Ricardo Daniel Nicolini

El futuro del predio del Mercado de Hacienda

El 9 de agosto pasado se cumplieron veinte años desde que la Legislatura porteña sancionó la Ley 622, que prohíbe el ingreso de ganado en pie a la Ciudad de Buenos Aires. Desde entonces, los vecinos de Mataderos comenzaron a ilusionarse con la inminente salida del Mercado de Hacienda -uno de los principales agentes contaminantes de la Cuenca Matanza Riachuelo y del barrio todo- y se aventuraron a proyectar el futuro destino del predio de 32 hectáreas, con la intención de poder paliar allí varias de las necesidades más concretas de la comunidad local. Sin embargo, desde el 2005 –fecha tope original para que la empresa abandone el predio- la ley lleva acumuladas diecisiete prórrogas sucesivas, que dilatan una y otra vez la entrada en vigencia de la norma. La última tuvo lugar a fines de noviembre pasado y volvió a prolongar el plazo, esta vez hasta el 1° de abril de 2022.
Según Mosquera Fantoni, “lo del Mercado estaba todo encaminado con un proyecto faraónico, que no sólo realzaría esa zona del barrio sino que le daría una proyección cultural y turística. Pero tras un 2020 signado por la maldita pandemia, que nunca se termina, recién el año pasado comenzaron a reactivarse algunas obras, pero la del Mercado es de una envergadura mucho mayor a cualquier otra. Además en el medio aparecieron discrepancias por la titularidad de los terrenos respecto a si eran de Ciudad o de Nación”.
– ¿Cómo es eso?
– Todos sabíamos que eran terrenos de Nación, pero Macri siendo presidente se los transfirió a la Ciudad, y como contraprestación, la Ciudad se hizo cargo de la construcción de los viaductos ferroviarios que eran potestad de Nación. Es decir, Ciudad dijo yo te hago esas obras y vos a cambio otorgame esos terrenos, entre los cuales estaba el del Mercado de Hacienda. Ahora, no bien asume Alberto, dijo que verificaría si esos traspasos de titularidad estaban bien hechos o no.
Por otra parte, aún restan definirse algunos detalles del proyecto vinculado al futuro destino del predio. “El proyecto de obra se cerró y lo votó la Legislatura”, comienza diciendo Fantoni, y luego aclara “está aprobada la realización de un complejo turístico, cultural y gastronómico, y el uso de una pequeña porción para la construcción de edificios bajos destinados a gente de la zona. Lo que puede variar es la proyección de cada emprendimiento, porque por ejemplo falta ultimar la cantidad de locales gastronómicos que podría albergar el predio y la cantidad de espacio que se le destinará a la Feria de Mataderos”. Y respecto al pedido de los vecinos para instalar allí una sede del CBC, según Fantoni “al existir ya una sede en Lugano, la UBA todavía no dio el visto bueno”.
Además, sostuvo “nosotros desde la Comuna planteamos la necesidad de que no bien se concrete la mudanza del Mercado, que es lo que uno desea desde hace años, se inicien las obras para evitar que el terreno quede abandonado durante meses y se abra la puerta a una eventual intrusión”. Y sobre la prolongada demora en concretar la mudanza, arriesgó “no sé si el Mercado está apurado en irse, porque en Cañuelas, a raíz de la pandemia, aún no tienen operativo el predio. Y por el lado de Ciudad, creo que no apuró tanto la mudanza porque, a partir de la quita de la coparticipación, todavía no cuenta con los recursos necesarios como para poner en marcha el proyecto de obra en el predio”.
– ¿Algo similar ocurre entonces con el soterramiento o viaducto del Sarmiento?
– Las vías del Sarmiento siguen partiendo al barrio en dos y es una obra que debe hacerse sí o sí. Hoy está en carpeta a la espera de que concluya la pandemia y permita abocarse a esos temas macro. No sólo porque la pandemia absorba varios recursos económicos, sino también porque genera que varios funcionarios deban abocarse a temas sanitarios, como en nuestro caso, por ejemplo.

Generated by Feedzy