Cooperativa de Editores de Medios de Buenos Aires
Cooperativa Editores de Medios BA

Protesta frente al Ameghino contra el cierre de concurrencias

En la puerta del Centro de Salud Mental N°3 Arturo Ameghino del Abasto (Córdoba y Agüero) este mediodía se desarrolló una conferencia de prensa y una protesta contra el cierre de concurrencias en efectores públicos de salud de la Ciudad de Buenos Aires.

En un comunicado, la Asamblea de Residentes y Concurrentes de la CABA manifestó: “La Asamblea de Residentes y Concurrentes de CABA denuncia la decisión del Gobierno de Rodírguez larreta (jefe de Gobierno) y Fernán Quirós (ministro de Salud) de eliminar totalmente las concurrencias, uno de los sistemas de formación en servicio en los efectores públicos de la Ciudad de Buenos Aires. Desde el inicio de la pandemia, se han recortado los puestos de concurrencia en más de un 50% con respecto al 2020, pasando de 344 a 153. Si comparamos con el 2019 el recorte es aún más impactante, ya que se pasó de 519 a 153 lugares”.

“Este recorte golpea fuertemente la atención a los usuarios, para quienes previo a la pandemia ya era dificultoso el acceso a la salud gracias a la reducción sistemática del presupuesto destinado a ese fin. También significa una nueva sobrecarga en los trabajadores de salud, siendo los servicios más afectados los de salud mental, donde incluso se han reducido los cupos de residencia, y a decenas de especialidades médicas cuyos servicios históricamente se han sostenido con concurrentes, como son dermatología, endocrinología e infectología”, añaden.

“¿En qué consistiría este nuevo desguace del sistema de salud, en medio de una pandemia? En primer lugar, el sistema de concurrencias que implica cientos de puestos de profesionales del área, que sostienen -sin gozar de remuneración, ART ni beneficios laborales- dejará de funcionar como tal desde 2022. Ya no será un sistema de capacitación en el marco del hospital público, sino que se sustituirá por pasantías de posgrados universitarios, aranceladas. Serán, además, las universidades las encargadas de seleccionar a esos practicantes y las coordinaciones, ya no por concurso público sino a dedo y con arancel. El nuevo programa estará a cargo de las distintas universidades. Allí se decidirá cupo, selección, evaluación y certificación y aranceles. Los coordinadores y sedes actuales no sería tenidos en cuenta en el diseño”, explican.

“Mientras dotas las mediciones destacan el brutal incremento del padecimiento subjetivo, la gestión de Rodríguez Larreta y sus socios en la Ciudad no solo priva a la población de la atención requerida, sino que incluso recorta la -escasa- existente. Las burocracias sindicales, a quienes los concurrentes y residentes enfrentan reiteradamente, son partícipes necesarios en esta medida. Advertimos también que el Gobierno de la Ciudad no renovó el contrato de los puestos temporarios por la pandemia. Es imperioso defender las concurrencias. La lucha de la Asamblea de Residentes y Concurrentes está atravesada por el reclamo de derechos tanto en relación al colectivo hospitalario, como en cuanto a la necesidad de atención de la población. El Gobierno de la Ciudad ha respondido siempre con privatización, precarización y recorte”.

¿Qué implica esta medida de cierre para los profesionales? Se trata de un hecho gravísimo. Para les graduades universitarios la única alternativa a los poquísimos cupos de residencia en salud mental y especialidades médicas, será el pago de un posgrado universitario sin el nivel de inserción hospitalaria que implica la capacitación en servicio. Además, la desvinculación de la carrera hospitalaria deja en peores condiciones a la hora de concursar por un cargo de salud, debido a que las concurrencias otorgan más puntos que cualquier especialización o posgrado”.

“En los últimos años esta Asamblea ha reclamado el reconocimiento de las condiciones laborales en las que se desempeñan los concurrentes, lo cual el gobierno ha ignorado decididamente. Este cierre brutal implica un avance aun mayor sobre los derechos de los trabajadores: ya no serán parte del hopsital para el cual se desempeñan, sino que serán alumnos de posgrado de una universidad, perdiendo todo estatuto laboral. Rechazamos este nuevo negocio a costa de los trabajadores de la salud y de la salud de la población de la Ciudad”, concluyeron.

J.C.
Foto: Amanda Martín, legisladora porteña.

Generated by Feedzy