Cooperativa de Editores de Medios de Buenos Aires
Cooperativa Editores de Medios BA

Para evitar nuevas aglomeraciones, Ciudad abrió vacunatorios para mayores en Caballito, La Boca y Monserrat

Luego de las aglomeraciones registradas este martes en el Luna Park (Comuna 1) y la sede de Boedo de San Lorenzo (Comuna 5), el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires abrió más centros de vacunación para mayores de 80 años. En total, ahora hay ocho sedes habilitadas.

Las mismas funcionan de 8 a 16. Están ubicadas en la siguientes direcciones: Luna Park (Bouchard 465); La Rural (avenida Santa Fe 4363); San Lorenzo (avenida La Plata 1770);  La Boca (20 de septiembre y Martín Rodríguez); Oscoema (Bernardo de Irigoyen 330); Club Italiano (Yerbal 150); Ferro (Martín de Gainza 206); Centro Islámico (avenida Int. Bullrich 55).

Pese a los problemas registrados este martes, en el Gobierno porteño aseguran que “se vacunaron las 5.250 personas que estaban pautadas para el día”.

Fuentes oficiales aclaran: “Con el turno adjudicado la reserva de la vacuna está hecha y se garantiza que estará disponible. El Ministerio de Salud recomienda que con llegar 15 minutos antes del horario será suficiente. Y, en lo posible, se pide llevar un solo acompañante. Para mejorar la atención fuera de los puntos de vacunación habrá cortes de calles, ordenamiento de las filas en función del horario asignado para cada adulto mayor, sillas disponibles y un refuerzo con más voluntarios para ayudar en la orientación”.

“El Gobierno de la Ciudad sigue avanzando con el Plan de Vacunación contra el Covid-19 y ya confirmó que el miércoles empiezan a vacunarse los maestros. En este marco, 70.664 turnos fueron otorgados en los distintos clubes de fútbol que hay en el territorio porteño, que se convirtieron en la columna vertebral de la lucha contra la pandemia a través de la aplicación de las distintas vacunas que el Gobierno porteño va recibiendo del Gobierno nacional”, agregan.

El primer club en empezar a aplicar vacunas fue River, que se especializó en el personal de salud independiente y desde enero acumuló 47.125 turnos según se describe en la plataforma de datos abiertos que lanzó la Ciudad en materia de vacunación, que se puede consultar a través de buenosaires.gob.ar/coronavirus/datos/vacunacion.

El propio ministro de Salud de la Ciudad, Fernán Quirós, pidió disculpas públicas tras los amontonamientos durante la vacunación a adultos mayores. Por eso dispuso la apertura de más sedes para descomprimir las colas en cada lugar.

No obstante, hubo críticas de diversos sectores sociales y políticos. La Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) pidió la renuncia de Quirós: “Parece ocupar su cargo solo para beneficiar a intereses privados y no para cumplir su función de garantizar el acceso a la salud pública”.

Por su parte, el bloque Frente de Todos, con firma de la legisladora Claudia Neira, presentó un proyecto de Declaración para repudiar lo ocurrido: “La Legislatura de la Ciudad manifiesta su preocupación y repudio por el grado de desorganización y destrato a los adultos mayores en el primer día de vacunación en las instalaciones del Luna Park y otros centros masivos de vacunación. Asimismo insta al Poder Ejecutivo a aplicar los máximos estándares de cuidado para el personal de salud y los adultos mayores junto a un plan de vacunación ágil, que respete el distanciamiento social y sea respetuoso y humanitario con las personas”.

En el Frente de Todos fundamentan esta Declaración: “Desde el día 9 de marzo y hasta el 31 de mayo se ha montado un vacunatorio para el proceso de inmunización de la población de la Ciudad de Buenos Aires. El espacio fue cedido de forma gratuita al Gobierno de la Ciudad para dicha actividad. Desde las 8 de la mañana del día 9 de marzo comenzaron las largas filas para las personas mayores de 80 que se habían registrado una semana antes en el portal del Gobierno de la Ciudad. Las personas que esperaban allí no podían guardar la distancia social requerida de dos metros ante la falta de acompañamiento y personal, tampoco han podido sentarse teniendo en cuenta el tiempo que allí esperaban, teniendo en cuenta además que muchas se encontraban con bastones y sillas de ruedas”.

“Cabe recordar que la campaña de vacunación de adultos mayores de 80 años en la Ciudad se inició el 22 de febrero y hasta ahora hay 72.000 inscriptos, de los cuales 23.500 están siendo contactados para obtener un turno. Sin embargo, en ese contexto se han producido situaciones donde personas mayores tuvieron que ser asistidas por personal de SAME, poniendo en riesgo la integridad física de las personas presentes. Esta situación se suma a un proceso de inscripción fallido, donde colapsaron los sistemas de inscripción, y donde se vieron sujetos a más complicaciones aquellos ciudadanos y ciudadanas sin cobertura privada. Las falencias en el operativo deben llamar a la reflexión de las autoridades sanitarias para poner en práctica y a la mayor celeridad posible, un sistema que acompañe a las personas mayores y cuente con lo necesario para atender dicha demanda”, agregaron.

Generated by Feedzy