Cooperativa de Editores de Medios de Buenos Aires
Cooperativa Editores de Medios BA

La tristeza del pueblo por la muerte de Hebe de Bonafini

Que Hebe fue una líder no se discute en ningún ámbito. Que era controvertida en sus actos y decisiones, es lógico viniendo de una persona que tuvo que soportar el dolor inmenso de perder a sus hijos, y más aún si sucedió en manos de una banda asesina que asaltó el Estado. Y Hebe (como le hubiese pasado a cualquiera) no tuvo tiempo de procesarlo. De ser una ama de casa con tan solo el primario completo, totalmente desinteresada de cuestiones cercanas a la política, casada a los 14 años con un hombre con el que tuvo tres hijos, vio como en menos de un año, el gobierno cívico-militar que había asaltado el poder con un golpe de Estado, se llevó a dos de ellos, sin decir que les habían hecho, si estaban vivos, presos… dónde estaban… Como alguien simple con una vida acorde podría entender lo que pasaba. Pero en personas como Hebe, toda esta tragedia solo despertó la luchadora inclaudicable, la madre que haría cualquier cosa por sus hijos (que a la larga fueron miles), alguien con quien esa derecha golpista, despiadada, asesina, xenófoba para con su propio pueblo, jamás pensó que podría existir. Pero vaya que existió. Y así comenzaron 45 años de lucha, primero por sus hijos… y luego por ese pueblo que ellos (equivocados o no) pretendían rescatar de aquellos que solo pensaban en dinero y poder. Y la forma elegida era entregando a su gente a las corporaciones a cambio de una tajada que les permitía acrecentar aún más su dinero, su dominio y sus privilegios. Y se encontraron con Hebe y otras como ella que le ponían piedras en el camino tan solo con el poder que dan las convicciones y el acompañamiento popular. Y la ama de casa de La Plata se convirtió en la piedra basal no solo de las Madres sino de muchas agrupaciones que acompañaron la lucha. Y por las Madres surgieron las Abuelas, luego los Hijos y después esto fue parte de una lucha política que encontró con la llegada de los Kirchner el apoyo necesario para llevar sus vivencias, ideas y fortalezas a todo un pueblo que hoy la llora.

Y así de grande será su historia… la ama de casa que se convirtió en la dirigente que más hizo por los derechos humanos en Argentina, la que sin tener nada logro poner en jaque a una cruel dictadura, a lograr que la juzguen y condenen a sus cúpulas primero, para continuar con sus subordinados después. A inventarse como dirigente política (como ella mismo lo expresó) que lucho por una causa y que también sufrió la persecución de los poderosos molestos por su constante búsqueda de justicia penal primero, y social después también. Por eso, desde Urbanave, continuaremos tu senda para que alguna vez podamos vivir en un país que realmente incluya a todos los que lo habitamos, con paz, armonía, prosperidad y justicia, esa que aún hoy sigue en manos del poder.

 

EL ADIOS.

Una de las primeras notas de despedida de la presidenta de Madres de Plaza de Mayo fue la de Cristina Fernández de Kirchner, quien mantenía una larga y profunda relación con Bonafini. A través de su cuenta de Twitter destacó que a pesar de la congoja, Hebe había fallecido el día de la soberanía, algo que fue bandera siempre a lo largo de sus 93 años y más de 45 junto a las Madres.

“Simplemente gracias y hasta siempre”, agregó la vicepresidenta, quien definió a la dirigente como un “símbolo mundial de la lucha por los Derechos Humanos y orgullo de la Argentina”.   

BONAFINI HABÍA RESALTADO QUE LAS MADRES ERAN UNA AGRUPACIÓN QUE HACE POLÍTICA Y SE DEFINIÓ COMO CRISTINISTA

“Queridísima Hebe, Madre de Plaza de Mayo, símbolo mundial de la lucha por los Derechos Humanos, orgullo de la Argentina. Dios te llamó el día de la Soberanía Nacional… no debe ser casualidad. Simplemente gracias y hasta siempre”, expresó la Vicepresidenta en su despedida.
Hebe María Pastor de Bonafini -ese era su nombre completo- falleció en el Hospital Italiano de la Plata, luego de estar varios días internada ante el agravamiento de varias enfermedades crónicas que padecía, a los 93 años de edad.

Queridísima Hebe, Madre de Plaza de Mayo, símbolo mundial de la lucha por los Derechos Humanos, orgullo de la Argentina. Dios te llamó el día de la Soberanía Nacional… no debe ser casualidad. Simplemente gracias y hasta siempre. pic.twitter.com/TVUfmywmAi

— Cristina Kirchner (@CFKArgentina) November 20, 2022

La última aparición pública de Bonafini había sido en la tradicional ronda de los jueves de las Madres de Plaza de Mayo: “Los médicos me dejaron venir porque saben que también es parte de mi salud, necesito la Plaza para cuidarme, los necesito a ustedes para mejorarme”, había afirmado entonces.

Luego, agradeció el acompañamiento de “los compañeros y compañeras”. “Me acompañaron y me cuidaron un montón de días”, agregó.

Y tras esto, arremetió a su estilo hablando de los ataque sobre la figura de Cristina Kirchner: “Nosotros le pedimos todo, ¿Somos capaz de darle todo?”, azuzó a los presentes. “Los compañeros que tomaron esta plaza hace tantos años daban la vida por (Juan Domingo) Perón. Ahora no sé si todos están seguros o se cagan de miedo. El miedo es la peor cárcel”, volvió a desafiar, digna de su historia de lucha.

Y concluyó, luego de criticar la falta de justicia por la parcialidad manifiesta de los jueces, diciendo que “Tenemos que ser capaces de dar tanto porque ellos saben que es la única que puede ganar, por eso no quieren dejarla libre, ni dejarla sin condenar. No la quieren víctima, la quieren condenada para que no se presente y están haciendo lo imposible”.

HEBE DE BONAFINI EN SU ÚLTIMA ARENGA EN PLAZA DE MAYO, EL JUEVES 10 DE ESTE MES.

También Estela Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo -quien no ocultó que habían tenido diferencias-, la despidió afirmando que “Personas así -como Hebe- llenan la historia”, y que siempre vio a Bonafini como “una hermana en esta lucha por la desaparición de nuestxs hijxs”. Y concluyó, luego de enviar condolencia a sus familiares y ellegados: “Es un día muy triste para todo el país”.

Por su parte, la agrupación “HIJOS”, despidió a la dirigente (así lo afirmaba Hebe… que era una “dirigente de un espacio político sin partido”… pero “Kirchnerista hasta la muerte”) con una ronda en la Plaza que en parte ya es de Hebe (sus cenizas a pedido suyo descansarán en la Plaza donde desde siempre dio lucha a los crímenes e injusticias), realizada bajo la lluvia y con participaciones cargadas de emotividad.

Milagros Sala, presa política de Gerardo Morales, desde su encierro en Jujuy, hablo de su tristeza y destaco que Hebe de Bonafini fue desde siempre “un ejemplo para la juventud” y que “nos marcaba un camino de fortaleza y no de debilidad”. “Se nos fue una guerrera”, concluyó.

Por su parte, el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, dijo que “Hebe militó hasta su último aliento”, y que su vida fue “un maravilloso ejemplo de cómo la pérdida y el dolor se transforman en lucha”. Y desnudó su tristeza afirmando “Pierdo a una madre que es madre de todos”.

El Papa Francisco, luego de expresar su pesar ante el fallecimiento de Bonafini, envió una misiva dirigida a todas las Madres de Plaza de Mayo, que reproducimos a continuación:

Por su parte, el presidente Alberto Fernández, decretó tres días de luto oficial por el deceso de Bonafini, con quien mantenía una relación difícil en los últimos tiempos debido a las críticas que le hacía la presidenta de Madres de Plaza de Mayo. Pero a pesar de ese distanciamiento afirmó mediante un comunicado oficial que “El presidente de la Nación Alberto Fernández despide con profundo dolor y respeto a Hebe de Bonafini, Madre de Plaza de Mayo y luchadora incansable por los derechos humanos”. Y añadió que “El gobierno y el pueblo argentino reconocemos en ella un símbolo internacional de la búsqueda de memoria, verdad y justicia por los treinta mil desaparecidos. Como fundadora de Madres de Plaza de Mayo puso luz en medio de la oscura noche de la dictadura militar y sembró el camino para la recuperación de la democracia hace cuarenta años atrás”.

Con la partida de Hebe de Bonafini perdimos una luchadora incansable. Reclamando verdad y justicia junto a las Madres y Abuelas, enfrentó a los genocidas cuando el sentido común colectivo iba en otra dirección.

Con enorme cariño y sincero pesar, la despido. Hasta siempre Hebe. pic.twitter.com/MfNoadWa0p

— Alberto Fernández (@alferdez) November 20, 2022

Mientras que el Congreso Nacional, dispuso que durante esos tres días, la bandera que flamea a su frente esté a media asta. La medida fue dispuesta por las titulares del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, y de Diputados, Cecilia Moreau. “Es un deber tributarle honores por su alto compromiso con la Memoria, Verdad y Justicia por un país más justo hasta el último momento de su vida”, señalaron al comunicar la decisión.

La familia de Bonafini por su parte, en un comunicado firmado por su hija, Alejandra, luego de agradecer a los médicos y personal de salud que atendió a su madre, dijo “toda la familia (de Hebe) agradecía las demostraciones de amor, acompañamiento y preocupación”. Finalmente, concluyó diciendo que en breve anunciaría los lugares, fechas y horarios donde se realizarán los homenajes a la figura de su madre.

LOS ODIADORES DE SIEMPRE.

Como no se podía esperar de mucha gente que viene fomentando desde hace más de una década (mucho más en el caso particular de Hebe de Bonafini) el odio a los movimientos populares, la mayoría de las veces a través de mentiras y difamaciones solo tendientes a imponer un pensamiento único, que no es otro que el de los dueños del poder económico en la Argentina… poder que les permite manejar a su antojo políticos, periodistas, fiscales y jueces, contando para ello del manejo absoluto de la agenda informativa a través de los monopolios que presentan (por medio de ONGs y asociaciones que ellos mismos forman) como usinas de la libertad de prensa, así como hacen con políticos que rotulan como “republicanos” mientras pisotean todos los valores que la Constitución asigna a la democracia del país y a sus representantes. Y cierran el broche con el control judicial -muchos hasta han sido (¿son?) empleados de ellos mismos-, controlando la justicia federal, los colegios de abogados y hasta la Corte Suprema -su reciente fallo convalidando los aumentos de Clarín (en Personal) en cable, internet y telefonía por sobre las necesidades del pueblo para el que se supone trabajan, habla a las claras de ello-. Y Hebe, desde siempre, fue una piedra… y grande, en sus generalmente cómodos zapatos (Cristina Kirchner es otra, por eso la quieren destruir como sea). De ahí el odio al estilo “Viva el Cáncer” que acostumbran desplegar con sus más encumbrados opositores volvió con fuerza en el deceso de la presidenta de las Madres de Plaza de Mayo. Vayamos a los ejemplos de estos tipos despreciables que se rasgan las vestiduras por un chico que va a un Mundial, pero que no dudan en regocijarse con la muerte de la manera más miserable:

.

Ni Macri, ni el propio Larreta, como así tampoco Patricia Bullrich o María Eugenia Vidal, por el PRO -todos candidatos o presidenciables- emitieron ninguna declaración, aunque la mayoría de ellos se mostró activo en las redes publicando mensajes por otros temas. Tampoco hubo de Elisa Carrió, ni por el radicalismo del presidente y gobernador Gerardo Morales, Facundo Manes, Alfredo Cornejo u otras autoridades o referentes importantes del partido. En todos los casos, predominó la indiferencia, el silencio.

Solo la ministra del ejecutivo de Rodríguez Larreta, María Migliore, tuvo un tweet que resalta la lucha de Bonafini, recibiendo una catarata de improperios de los “militantes” del partido de derecha, horrorizados por leer que alguien podía conmoverse por la desaparición de Hebe de Bonafini, aún -como dijo Migliore- cuando haya diferencias por cuestiones políticas.

Otro hecho sucedió cuando el impresentable pseudo periodista y escritor, Ceferino Reato, un tipo que le da igual para quien escribe mientras sea de derecha y haya guita, te hace una nota, un libro (aunque no sirva ni para poner debajo de la mesa para nivelar una pata), o panelista de “Intratables”, ese pésimo programa que nos tortura desde hace años. O como ahora, que es panelista opinólogo de “Gran Hermano”, Un mediocre con prensa de esos que sobran en los medios concentrados mientras demuestre día tras día su “obediencia debida”.

Otro de la partida de los “llenos de odio y rencor” hacia la dirigente, fue el abogado Daniel Sabsay (se define “constitucionalista”, algo así como que yo me defina “japonés”). Este hombre, que no dudo en poner su firma a un “manifiesto” en el que se afirmó que acusados y condenados por delitos de lesa humanidad, han padecido “serias discriminaciones”, citando sin avergonzarse que a varios de ellos no les respetaron el debido proceso. El mismo tipo que avala cualquier barbaridad en los juicios contra Cristina, con fiscales y jueces que en cualquier otro caso serían separados de la causa de inmediato, se queja de las garantías y supuestos derechos vulnerados de genocidas de su propio pueblo. Y para peor, es uno de los que agitan la “teoría de los dos demonios”, tan solo alentada por fascistas que buscan impunidad para sus pares de la dictadura. Ese tipo (sobre el que se podría hablar horas) ahora también agita el odio en una nota en ese templo de la ultraderecha que es hoy Radio Rivadavia, nada menos que en el programa del recién mencionado opinólogo de Gran Hermano Ceferino Reato. Allí, el picapleitos de la derecha radical arrodillada ante el macrismo afirmó que “No me apena su muerte porque ella siempre fue un símbolo de impunidad, apoyada por el kirchnerismo”. Lo que me apena a mi es la podredumbre de su humanidad, de la que poco le queda en vista de la forma a la que se refirió a quien luchó contra la peor dictadura que vio este país… aunque Sabsay parece que no lo ve así.

Otro de los empleados de Macri y escriba en esa cloaca neoliberal que es La Nazion +, el infumable Carlos Pagni, también sacó su pestilencia afuera y con un juego de palabras berreta en los que trata de mostrar rasgos de humanidad, algo que como no los tiene, no sabe cómo hacer para que parezca que sí, trató de “madre de los terroristas que crió” a la presidenta de Madres, acusándola de “vivir del Estado” y de “destilar odio”. Claro, para Pagni y su cría la búsqueda de la verdad histórica y de la justicia es destilar odio. No entiende como se “perseguía” a sus amigos militares genocidas.

 

 

 

La lista sería infinita entre la oposición de derecha amante de la junta militar, Menem… y ahora Macri, quien dicho sea de paso tampoco dijo o colocó en sus redes nada del fallecimiento de Hebe.

Pero nada hay que asombre a esta altura. Tengamos en cuenta que casualmente fueron los perfiles de Google de Cristina Kirchner (quién le entabló un juicio) y luego el de la propia Hebe (a quien definían como “vieja lacra, decadente y senil”.

No olvides que la derecha es avaricia, egoísmo y odio.

Generated by Feedzy